Latest Entries »

Entre las piezas encontradas, aparecen restos de cerámica, relacionados por sus rasgos según los especialistas, con el Preclásico Temprano y algunos con mayor antigüedad, además, sellos, pesas para red hechas de barro, conchas marinas y figurillas en donde se pueden observar distintos tipos de tocado en las representaciones femeninas.

                                                                                           

También se encuentran en esta zona, edificios ceremoniales como terrazas, concentradas en dos conjuntos habitacionales, donde además, hay piedras alineadas las cuales son cimientos de lo que fueron casas con patios pequeños detalló el arqueólogo.

Sada señala que el centro ceremonial cuenta además con dos pirámides, una plaza cívica y un altar de sacrificios ubicado junto a un desfiladero.

El arqueólogo Raúl Matadamas al dar a conocer los avances de las investigaciones, ofrece datos de la vida de los colonos al estimar que hasta 2,000 personas vivían en ese lugar, al mismo tiempo aunque sólo se habla de un área de 36 hectáreas otro dato curioso sobre esta cultura, es que de acuerdo a los restos encontrados en las tumbas, estos vivían por un máximo de 50 años de edad.

También declaró que este sitio es una de varias ciudades precolombinas, es decir antes de la llegada de Colón, construidas cerca del mar, las otras son Tulum, en Quintana Roo y la Isla Sacrificio localizada en Veracruz.

Broca  Castillo, señala “que el patrimonio cultural no sólo debe entenderse como un bien material, que se clasifica en arqueológico, artístico o histórico, sino también como un referente de identificación de la sociedad para su propio disfrute”.

Aquí una muestra d ela herencia cultural a través del baile, es baile mixteco presentado en la guelaguetza celebrada en la ciudad de oaxaca en 2007.

“La Zona Arqueológica de Copalita que fue un asentamiento prehispánico perteneciente a la cultura mixteca, una fue una sociedad que se construyó bajo el yugo de los señoríos del Istmo de Tehuantepec. Es un área de interacción de las culturas mixteca y zapoteca, con objetos que provienen de zonas del Golfo de México y Centroamérica”, especificó el arqueólogo Enrique Fernández Dávila, director del Instituto Nacional de  Antropología e Historia de Oaxaca.

Los vestigios en esta zona fueron encontrados, en una zona ubicada en la desembocadura del Río Copalita, a 10 kilómetros al oriente de la bahía de Santa Cruz en Huatulco.

En la inspección del INAH, se registró un juego de pelota tardío, del año 200 d.C que mide unos 24 metros de longitud, y en la parte norte de éste, una piedra grabada, de la que el arqueólogo Dávila supone, indica una fecha a partir de numerables inscritos en relieve.

Bernardo Sada, el delegado de FONATUR  asegura que los mixtecos jugaban en las ruinas de la cancha para juego de pelota con los lados de los pies y los codos, a diferencia de otras culturas de las que se sabe que lo practicaban con la cadera.

En este video aparece el himno nacional cantado en lengua mixteca me parece importante porque es una manera de no dejar morir nuestras raíces, le lengua es un patrimonio cultural intangible que sería una lastima olvidar porque sigue siendo parte de nuestro origen.

México ocupa el tercer lugar a nivel mundial con el mayor número de ciudades inscritas en la lista de patrimonio mundial, y del total en el Continente Americano, representa la cuarta parte. Según publica CONACULTA. También asegura que “Campeche, Ciudad de México, Guanajuato, Morelia, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Tlacotalpan y Zacatecas, constituyen parte del legado artístico y cultural con que cuenta México” y esto implica la responsabilidad a tomarse como país, para mantenerlas y mostrarlas al mundo.

En el caso de Oaxaca, es calificada por la revista Arqueología Mexicana que tiene la finalidad de apoyar la difusión de la cultura en México, como una de las regiones mesoamericanas de mayor profundidad histórica, con aproximadamente 3000 años, que albergó a dos de las más importantes tradiciones culturales de Mesoamérica, por su longevidad y alcance de sus aportaciones: la mixteca y la zapoteca.

A nivel nacional, Bahías de Huatulco tiene una importancia histórica, ecológica y cultural, de hechos que narran su desarrollo desde los años 600 a.C., ubicada como una época predominada por el señorío de los mixtecas, por lo que esta región de la Bocana de Copalita pudo ser el lindero de esta cultura reinante en Tututepec.

También por la traición hecha a Vicente Guerrero por parte de Francisco Picaluga el 20 de enero de 1831 y el establecimiento por Benito Juárez de la Villa de Crespo en 1849 en la playa La Entrega, y por la declaración del Gobierno de la República, al Parque Nacional de Huatulco como un Área Natural Protegida que alberga a mas de 413 especies de plantas, 130 especies y subespecies de mamíferos, 291 especies de aves, aproximadamente 72 especies de reptiles y alrededor de 15 especies anfibias, mismas son representantes de la variedad de plantas y animales que forman el patrimonio regional, nacional y mundial, según la página web del Parque Nacional Huatulco.

Según esta publicación, hecha por Ramírez González, a finales del siglo XV, Moctezuma I conquistó Huatulco para convertirlo en un poderío nahua. La población que se encontraba ahí desde sus inicios era chontal pero fue invadida por zapotecas y mixtecas. Esta invasión puede ser explicada por la importancia del lugar para la actividad económica pues comerciaban sus productos con otras costas.

Entre 1522 y 1523, el conquistador español Pedro de Alvarado descubrió los beneficios estratégicos de la zona y la reclamó para Hernán Cortés, pues en esta había una corriente que permitía un contacto hacia la costa de Sudamérica y también con el otro lado del Océano Pacífico.

Para 1528 Cortés confirmó a los nativos la posesión de sus tierras, abarcando entre otras tierras, las de  Astatla (hoy Santiago Astata), Ecatepec, Pochutla, Suchitepec (actualmente Santa María Xadani), San Miguel del Puerto y Tonameca.

En este video podemos encontrar datos generales de lo que fue la Cultura Mixteca, como el significado del nombre, el origen y el periodo en el que reinaron.

El Parque Eco-Arqueológico Copalita tiene sus antecedentes en el “Proyecto de Salvamento Arqueológico Bahías de Huatulco” realizado en 1985 que sólo se considera la primera etapa, en esta, las excavaciones del recorrido, constaron en la exploración de 5 sitios.

Antes del  proyecto de 1985, esta zona ya había sido explorada arqueológicamente, los trabajos con registro en el año de 1956 y 1966 estuvieron a cargo del antropólogo Donald Brockington, profesor de la Universidad del Norte de Carolina, que tiene como principal campo de estudio la arqueología de América Latina y América Central, por lo cual es considerado el pionero en la arqueología de la región, según lo registran los arqueólogos Enrique Fernández Dávila, director del Centro INAH Oaxaca, y Susana Gómez Serafín en su monografía: Arqueología de Huatulco, Oaxaca

Esta primera etapa del proyecto en 1985, fue financiada en su totalidad por  FONATUR  y por el INAH después de un convenio firmado por ambas instituciones afirman Fernández Dávila y Gómez Serafín, mismos que estuvieron a cargo de la exploración.

El INAH según su página oficial, fue creado por la Ley Orgánica en 1939  por mandato del Presidente Lázaro Cárdenas para investigar, conservar y difundir el patrimonio cultural de México. Por ello, “la Sección de Arqueología del Centro Regional de Oaxaca, perteneciente al instituto, llevó a cabo (en 1985) el “Proyecto de Salvamento Arqueológico Bahías de Huatulco” porque las obras de infraestructura turística que hasta la fecha se realizan en dicha localidad podrían poner en peligro de destrucción o alteración a algunos sitios”, aseguran Enrique Fernández y Susana Gómez al plantear los objetivos del proyecto en su monografía.

Bernardo Sada explicó, en la página web de Círculo Verde (de la Convención Verde de las Américas), el 3 de febrero de este año, que fue hasta inicios del Programa Renacimiento de Huatulco, en marzo de 2008, cuando FONATUR solicitó al Instituto Nacional de Antropología e Historia una valoración de la zona para determinar su importancia, y a partir de esa fecha se iniciaron de manera formal los trabajos de rescate del asentamiento.

Este video habla del nuevo parque Eco-arqueológico de copalita a unos días de ser abierto al público, muestra las áreas por las que se puede hacer el recorrido y ofrece también una descripción por parte del responsable del proyecto sobre los hallazgos.

             Bahías de Huatulco se encuentra en el sur del estado de Oaxaca, ocupa una franja costera de 35 kilómetros en la que se localizan sus nueve bahías: Cacaluta, Chachahual, Chahue, Conejos, Órgano, Maguey, San Agustín, Santa cruz y Tangolunda, y 36 playas, según describe la Secretaría de Turismo del Estado de Oaxaca, en estos sitios pueden realizarse diversas actividades de turismo como buceo, pesca recreativa, kayak y cabalgata. También ofrece actividades de turismo de aventura en sitios como Piedra de Moros y el Río Copalita, tales como la caminata, ciclismo de montaña, escalada en roca y descenso en ríos.

Además de esto, en el municipio de Santa María Huatulco se encuentra el Parque Nacional Huatulco con más de 11 mil hectáreas, área que alberga la riqueza animal y vegetal tanto de la zona terrestre como marítima. Pero ahora, incluirá como uno más de sus múltiples atractivos una zona arqueológica para los interesados en turismo cultural, pues estas ruinas pertenecieron según los arqueólogos a los mixtecas. 

En 2008 el Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa encabezó la ceremonia del Renacimiento Huatulco como un destino turístico de talla internacional, por lo cual se emprenderían diversas acciones que generaran un crecimiento económico para la comunidad, el sector turístico local y el nacional, tales como la construcción de nuevos hoteles, carreteras, calles y atractivos, entre los cuales se encontraba la Zona Arqueológica Copalita. Con el principal objetivo de ampliar la oferta turística y crear para 2012 en el Pacifico Sur un polo turístico comparable al de la Riviera Maya.

El presidente calificó a este sitio como un “complemento cultural y antropológico”, por lo cual a través del  Instituto Nacional de Antropología e Historia, se acelerarían los trabajos de rescate de la Zona Arqueológica Copalita para abrirla al público y apoyar a las acciones de fomento cultural y de naturaleza. 

DESCUBRE